Nuestra Historia

La señora Gladys Lazo, de profesión cosmetóloga, inicia en el año 1987 uno de sus sueños más anhelados: su propio Instituto Profesional de Cosmetología, ubicado en el paseo Matías Cousiño. Este lugar se convirtió en un espacio de aprendizaje donde se impartían carreras tales como: Cosmetología y estética, técnico en Cuidado de Enfermos, Depilación, Manicure y Pedicuro. Todos reconocidos y autorizados por el Ministerio de Salud Publica.

Debido a las relaciones humanas que se fueron forjando en este espacio, su fundadora evidencia la necesidad de aportar a los alumnos en un aspecto de sus vidas que no estaba completo en la mayoría de los casos: la educación básica y media. Por lo tanto se comienza a gestar en el año 1997 la idea de hincar un Colegio de Adultos reconocido y subvencionado por el Ministerio de Educación. Al año siguiente dicho organismo reconoce al Centro de Educación y Capacitación de Adultos “Gladys Lazo” Ltda…

Se inicia entonces con dinamismo, el Instituto Profesional y el Colegio de Adultos destacado por el compromiso por cada uno de nuestros alumnos que, generación tras generación fueron egresando como personas integras y con las herramientas que solo otorga la educación y capacitación.

Recordamos con cariño al primer director, profesor Sr. Francisco Ruiz, quien da inicio a las clases en una nueva ubicación: Av. Bulnes donde contábamos con el rededor de 100 alumnos, La mayoría de ellos terminaron exitosamente el año escolar. Debido a la buena acogida que tuvo nuestro colegio, nos vimos en la obligación de buscar una mejor infraestructura que nos permitiera adecuarnos a la demanda de alumnos con la que contábamos. Ese espacio lo encontramos en el año 2002 en San Isidro N°238, de la comuna de Santiago Centro y asume como director el profesor Sr. Leonardo Díaz.

Paulatinamente fuimos cumpliendo con lo exigido para el establecimiento de un colegio que preste un servicio de calidad, verificando la aplicación de cada uno de los requerimientos de Ministerio de Educación. Junto con ello forjamos nuestra identidad de compromiso con el país y las personas, convirtiendo en un apoyo para aquellos que acudían a nosotros con una palabra, un abrazo o una oportunidad.

De esta forma el número de alumnos de nuestro establecimiento fue creciendo, lo que implicó nuevamente la necesidad de buscar una nueva casa de estudios. Así en el año 2006 nos trasladamos a nuestro actual espacio. Durante el primer año la dirección estuvo personificada en el profesor. Don Rodrigo Luna.

Cabe destacar la participación activa e incesante de la Sra. Marisol Ulloa, por orientar el trabajo de nuestra institución, como una de las sostenedoras con un profundo sentido social y trabajando siempre por ofrecer una educación capaz de entregar herramientas adecuadas a las exigencias del presente y futuro.

Por Nuestras aulas hemos visto pasar a mas de mil alumnos, hemos compartido con ellos sus triunfos y también sus tristezas, pero concientes de que su paso por nuestro colegio les brindó mayores oportunidades para poder enfrentar el competitivo mundo en que vivimos.

Nuestra labor continúa y es permanente, puesto que es un desafío para nosotros presentar nuevas oportunidades a quienes lo requieren, poniendo todos los recursos con los que contamos para que funcione y forjemos todo un país mejor y más justo.

nuestra-mision3

Formar hombres y mujeres libres, desarrollando sus potencialidades y capacidades traducidas en competencias, con profundo respeto a la cultura del trabajo, a los Derechos Humanos y valores espirituales en los planes individuales, sociales y medio ambientales.

Personas capaces de enfrentar el mundo de trabajo con vocación clara y ética social que se desprende del desarrollo del espíritu crítico que le permita construir el presente. Con manejo de lenguaje. Destrezas y habilidades sociales y cognitivas para lograr su mejor inserción en el mundo tecnológico del siglo XXI y ser un aporte concreto al desarrollo del país.

asdion1

Nuestra propuesta educativa se contextualiza en un país moderno, interrelacionado con el mundo entero y que requiere de espacios que permitan a las personas adecuarse a los cambios vertiginosos y a las oportunidades que se nos presentan.

Las sociedades modernas, altamente tecnificadas, no solo requieren de hombres y mujeres instruidas, sino de personas que sean competentes, responsables, eficientes, creativas y con profundos valores humanos, capaces de responder a los desafíos que propone la conducción de estos procesos tecnológicos, además de los socioeconómicos y culturales.

Nuestra oferta incorpora el concepto de ciudadanía activa, destacando las responsabilidades y derechos político-sociales, donde el énfasis esta centrado en entregar las competencias sociales y culturales que a la luz de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, permitan al joven y adulto conocer y utilizar sus deberes y derechos en el más amplio sentido de la palabra, desde una perspectiva critica y responsable.

Nuestro accionar se encuentra delimitado por nuestra misión de educar, por lo cuál nosotros como institución pretendemos proyectar lo siguiente:

- Ser un colegio que entrega una formación integral. Basada en el Humanismo que privilegia la formación de personas.

- Ser un colegio democrático y pluralista que no permite exclusiones.

- Ser un colegio cuya metodología se basa fundamentalmente en los modelos constructivista, en el aprender haciendo, la interactividad y el aprende a aprender.

- Ser un colegio que no cierre sólo en un modelo metodológico, sino que desarrolle el trabajo por competencias y otros que pudiesen surgir para el mejoramiento del proceso de enseñanza-aprendizaje, es decir, que tenga una posición ecléctica adaptables a los cambios actuales.

- Tener una especial atención por aquellos alumnos con dificultades mayores de aprendizaje y de carencias socioeconómicas y culturales.

- Ser una alternativa orientadora y formadora en el campo tecnológico, desarrollando potencialidades, destrezas y habilidades en ese campo.

- Ser un colegio que promueve la vida en armonía con el medioambiente, procurando su cuidado y manutención.

- Ser un espacio que se compromete con la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

- Entregar a los jóvenes conocimientos a cerca de su identidad, desarrollando actividades que promueven la cultura local, nacional y étnica.

- Plantear la entrega de conocimientos de manera transversal y no socialmente parcelados.